American Gods: 7 diferencias entre la serie y el libro + Reseña

08:45:00


Una de las series que más destacaron este año fue American Gods, gracias a su trama difícil de discernir y un rocambolesco estilo visual que baña cada uno de sus 8 episodios. Tamaña osadía es obra de nadie más y nadie menos que de Bryan Fuller, el legendario artífice detrás de la serie de Hannibal, que fue gloriosa. Y claro, también es gracias a Neil Gaiman, el autor del libro y uno de los referentes actuales en la fantasía.

American Gods fue la primera novela que leí de él. Quizá me fui a lo más denso, pero me fascinó su propuesta. Así que, la combinación de Gaiman y Fuller era un sueño que no había soñado, aunque lo compré de inmediato. Y lo que nos presentaron, era justo lo que esperaba. Pero primero quiero recomendarles el libro de manera breve para que se animen a ver la serie también.

Mi edición de Roca Editorial


American Gods cuenta la historia de Shadow Moon, un hombre que sale de prisión solo para averiguar que su esposa ha muerto. Vacío y sin nada que perder, acepta trabajar para un misterioso hombre llamado Wednesday, que lo guiará a través de las carreteras de Estados Unidos porque tiene una misión: reclutar a los antiguos dioses para plantar batalla a las modernas deidades que les están arrebatando poder. Pero, ¿quién es Wednesday y por qué Shadow parece ser clave en esta guerra?


Neil Gaiman presenta un libro que podría ser etiquetado como realismo mágico, y que además contiene una atinada e irónica crítica a una sociedad abrumada por los "dioses" nuevos: televisión, internet, globalización... Esconde un humor muy ácido y claro, desborda imaginación, como todos sus libros, pues durante casi toda la novela sentiremos que estamos dentro de un sueño, la irrealidad contrasta mucho con la realidad.

Por otro lado, el autor nos transmite un profundo conocimiento sobre mitología. A lo largo de la historia iremos descubriendo todo un dossier de dioses y diosas de muchas culturas: hindúes, africanas, nórdicas, egipcias, entre otras. Hay algunos "interludios" en donde Gaiman nos narra cómo es que la gente que migró de sus países a Estados Unidos, trajo a sus dioses con ellos. Así, iremos conociendo parte del sentir americano de no tener una cultura propia, pues su historia es el reflejo de mezcolanzas de todos los lugares del mundo.


Debo admitir que no es una lectura fácil, el ritmo es lento y cuesta arrancar. Aquellos que deseen un libro lleno de acción, aléjense. En muchas ocasiones la historia es una especie de road-movie y en otras un relato costumbrista, metido con suspenso en un pequeño pueblo alejado en el invierno. Otras, es un western. Es casi como si el autor quisiera reflejar lo que les decía líneas más arriba: el batiburrillo del país norteamericano lo plasma con toda una mezcla rara de géneros, por lo que a veces tendemos la sensación de que no hay identidad

De hecho, el protagonista es así: toda su actitud a muchos nos parecerá chocante, es frío, pasivo, apenas y se inmuta con lo que le está sucediendo. Nos costará mucho empatizar con él, porque prácticamente parece un robot. Sí, es una novela rara, pero enriquecedora, en ocasiones me recordó a la serie Six Feet Under a la hora de retratar el tema de la muerte, de forma muy onírica. Es un libro lleno de mucho surrealismo, sin duda la principal razón por la que Fuller hizo de la serie un orgasmo audiovisual.

¿Vale la pena la serie?



Por supuesto, si no has leído el libro, el show te parecerá un "WTF" en mayúsculas. Estarás más perdido que en un cerro, pues solo hasta el último capítulo te van develando de qué va toda la trama. Cierto que puede resultar pesada para algunos, porque se desenvuelve con mucha parsimonia, pero seguro a más de uno lo hipnotizará.Y si cada plano es más surrealista que el anterior, cada personaje es más peculiar aún. Además, cada episodio abre narrándote una leyenda sobre alguna deidad en cuestión, y están rodadas con mucha belleza. 

No obstante, la serie ha añadido muchas cosas que no leímos en la obra de Gaiman y por eso he decidido presentar las diferencias más sustanciales entre ambos productos. Sobra decir que hay spoilers de ambos lados. Por lo que si no has visto la serie o leído la novela, quizá sea mejor que te detengas aquí.

Diferencias entre la serie y el libro


1 Laura Moon

La esposa de nuestro protagonista, Shadow Moon, adquiere un papel más relevante en el show que en los libros. La historia de cómo ambos se conocieron es diferente también. En el libro, es gracias a una cita a ciegas orquestada por su amiga Audrey y Robbie (el tipo con el que Laura engaña a Shadow). En la serie, Laura trabaja en un casino de temática egipcia y Shadow trata de estafarla. Sin embargo, ella lo descubre y le impide continuar antes de que lo atrapen. Al salir del casino, Shadow la espera en el estacionamiento y terminan acostándose.

2 Anansi

El dios africano que representa a una araña, es mostrado en el show mucho antes, cuando les pide a unos esclavos que se rebelen contra sus captores. Su edad también difiere. En el libro, es un anciano y conoce a Shadow muchísimo después de lo que hemos visto en la serie, cuando todos los dioses se reúnen en el Rock House.

3 Media

Era obvio que utilizarían a la maravillosa Gillian Anderson de manera más contundente en la serie, pues desperdiciarla habría sido un pecado. "Media" es uno de los dioses modernos, los medios de comunicación y en el libro solo aparece dos veces: una como Lucille Ball de "I Love Lucy" y la otra como Diane de "Cheers". En la serie, Anderson de disfrazó, además de Lucy, como David Bowie, Marilyn Monroe y Judy Garland.

4 Salim

El papel de Salim cobra más relevancia en la serie. Su historia es similar: se encuentra con un taxista que resulta ser un genio (sí, como de las lámparas) y ambos tienen una noche loca en Nueva York, pero al despertar, Salim descubre que él ahora también es un "Jinn". Sin embargo, en el libro esto se quedaba aquí y ya no había más repercusión, pero en la serie, Salim ayuda a Laura y Mad Sweeney, además de que se propone buscar a más genios perdidos.

5 Señor Ciudad y Señor Roca

En el libro, el Señor Mundo tiene varios ayudantes que van vestidos de negro, como si fueran agentes secretos del gobierno, llamados Señor Ciudad y Señor Roca. Sin embargo, estos no aparecen en la serie y en el último episodio solo vemos algunos secuaces sin rostro, pero con nada de personalidad. Claro que quizá más adelante veamos Mr. Town y Mr. Stone.

6 Mad Sweeney

Su rol también recibe más protagonismo en la serie. En ambos casos, Shadow le da la moneda del duende al cadáver de Laura, lo que la trae de entre los muertos. Sin embargo, en la novela, cuando Sweeney exige la moneda de vuelta y se da cuenta de que ya no puede encontrarla, se abandona a la muerte y se le encuentra con una botella vacía en la mano. En la serie, el carismático Sweeney va a buscar a Laura y termina uniéndose a ella en su viaje para volver a la vida y no ser una zombie. De hecho, la serie añade otra subtrama en la que Sweeney, bajo órdenes de Wednesday, provocó la muerte de Laura para que así él pudiera tener toda la atención de Shadow.

7 Vulcan

Vulcano, el dios romano de la fragua, es un personaje que no aparece en el libro. En la serie, este personaje revela que se ha aliado con los nuevos dioses y Wednesday lo mata. Posteriormente, culpa a los dioses modernos de su muerte para convencer a los dioses antiguos de unirse a él.

¿Qué les parece, habían notado estas diferencias? ¿Ya leyeron el libro o ya vieron la serie? ¡Cuéntenme!

You Might Also Like

9 comentarios

  1. Holaaaa
    Tengo muchas ganas de leer el libro y luego ver la serie, Gaiman me encanta^^
    Un besooo

    ResponderEliminar
  2. Muy buen artículo. Hace años que leí la novela, a la cual considero como el mejor trabajo de Gaiman después de Sandman, y hace poco terminé la primera temporada de la serie. Así que me ha venido muy bien leerme esta entrada tuya que has escrito. Me han entrado unas ganas enormes de volver a leerme la novela y de hecho lo haré antes de que empiece la segunda temporada para enriquecer más la serie. Gaiman es un maestro a la hora de escribir sobre mitología y cuentos, dotándolos de nuevos giros de tuerca y homenajes exquisitos. En cuanto a la serie, diré que a nivel visual y artístico es notable, y hay que ser paciente con ella pues es lenta de desarrollo y sin duda alargan la trama para que hayan más temporadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que te sirviera el artículo. La verdad es que la serie y el libro se complementan muy bien, se nota mucho la mano de Gaiman detrás. Espero no alarguen mucho la serie, yo creo que con máximo 3 temporadas podrían soportar toda la trama, a menos que añadan muchas más tramas.

      Gracias por leer, saludos.

      Eliminar
  3. ¡Holaaa!
    Este libro lo tengo muy pendiente desde el momento en que publiqué una reseña de un amigo en mi blog jaja
    No he tenido la oportunidad de leer nada de Neil pero creo que voy a seguir tu ejemplo y empezar por éste XD
    Me encantó la entrada!
    Espero poder leer el libro pronto y así ponerme con la serie
    Besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Gracias, espero te guste cuando lo leas :D
      Saludos! Gracias por leer

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Tengo muchas ganas de leer el libro, y espero comprarlo pronto.
    Además, también me encantaría ver la serie ^^
    Besos y nos leemos <3

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Creo que me acabo de enamorar de la estética de la serie y de los personajes jajaja
    Últimamente escucho mucho sobre ella, y viniendo de Neil Gaiman no puede estar mal. Tengo muchas ganas de verla, aunque no tengo claro si pasar a la serie directamente o empezar por el libro.
    Buena reseña! Un saludo :D

    ResponderEliminar

Vamos, no seas tímido, añade tu opinión a las Crónicas.

Crónicas Recientes